miércoles, 8 de julio de 2009

Entrevista a Jeff Tweedy

Acabo de leer esto en 20minutos.es:


Jeff Tweedy: "Michael Jackson fue una figura dañada, enferma y engrandecida"

Nació el 25 de agosto de 1967 en Beleville (Illinois, EE UU).
Es hijo de un empleado de ferrocarriles y una diseñadora de cocinas.
Se dedica a la música desde el instituto. Casado, tiene dos hijos.

En el New York Times le presentan como a un hombre de familia que prepara barbacoas, pero las canciones de Wilco (the álbum) siguen girando en torno a la soledad esencial en que nos movemos los humanos.

No disiento. Aprecio que haya escuchado la música y entendido eso a partir de lo que he escrito y cantado. Pero si tuviera que decir exactamente de qué van las letras inhibiría toda la amplitud de interpretaciones que deben estar ahí, abiertas para cada uno.

¿Me diría en pocas palabras un eslogan sobre el disco?

Ése no es mi trabajo. Sólo quiero hacer la música, no explicarla.

Tiene usted una gran colección de discos cuyo efecto se aprecia en cada uno de los de Wilco. ¿Cuáles están en éste?

Ninguno conscientemente. Creo que las cosas pasan y las reconoces más tarde, cuando escuchas. Hay una jerarquía del rock en la mente de todos nosotros y por eso vemos toques de los Beatles, Bob Dylan, la Velvet Underground... Y así sigue.
Todo está dicho, pero no todo el mundo lo ha dicho

Por cierto, ¿cuántos discos tiene?

Uff... No sé, nunca los he contado.

¿Hay alguno personalmente valioso?

El single Magic, del grupo Pilot. Fue el primer disco que compré y tiene un gran valor sentimental para mí.

Es usted una estrella, influyente y apreciada. ¿Está cómodo en el papel de mensajero que le otorgan algunos?

Puedes enviar el mismo mensaje una y otra vez hasta el final de los tiempos... Todo está dicho, pero no todo el mundo lo ha dicho. Envías un mensaje incluso con la melodía. Los mensajes se cruzan en tu camino y las palabras ocurren, sólo tienes que rendirte a ellas.

¿Dónde estaba cuando murió Michael Jackson?

En Los Ángeles. Mi mujer estaba llorando. Le pregunté por qué y así me enteré. Honestamente, no soy la persona a quién preguntar. En ese tipo de cultura me veo como una especie de monstruo. No siento el morbo. Michael Jackson nunca fue parte de mi vida.

Pero tendrá una opinión sobre el gran carnaval que se ha montado.

Es grotesco. Tengo sentimientos encontrados. No puedo pensar en otra figura en mi vida, y a lo mejor en toda la historia, tan dañada, tan enferma y tan engrandecida.
La enfermedad y el sufrimiento contienen un camino y lo muestran

Veo cierto paralelismo entre Jackson y usted: él viajó de la luz a la oscuridad y usted parece haber seguido el camino contrario.

No estoy en desacuerdo. Creo que la vida hay que disfrutarla y parte del truco es aprender a tratar con ella. No es fácil y a veces sufres. Puedes interiorizar los problemas o utilizar narcóticos para lidiar con ellos.

Usted fue un narcoadicto y ha hablado con sinceridad de sus migrañas, depresión, ataques de pánico... ¿Tiene miedo de volver a caer?
Sigo teniendo migrañas, pero ya no tengo miedo de ellas. He aprendido a llevarlas conmigo. La enfermedad y el sufrimiento contienen un camino y lo muestran.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Por ahí dicen que Fogerty es dios. Quizá lo fue, como Dylan y Young. El único dios actual y verdadero es Tweedy, hasta que desvanezca, como todos.