miércoles, 18 de febrero de 2009

Mark Lanegan - Field Songs


Tras el concierto al que asistí de The Gutter Twins (Greg Dulli & Mark Lanegan) en el Apolo de Barcelona, estoy re-escuchando la discografia de Mark Lanegan, tanto sus años en Screaming Trees como en solitario y colaboraciones (Soulsavers, The Gutter Twins, Isobel Campbell).

Y me he vuelto a enganchar a su fantástico álbum Field Songs (SubPop 2001). Para mi es uno de sus mejores trabajos junto con Scraps at Midnight. Quien no haya escuchado nada de este hombre, pues que no lo dude, no se arrepentirá. 



Aqui os dejo una critica que he encontrado del concierto de The Gutter Twins (en Barcelona fue igual):

The Gutter Twins: menos es más

Épico, brillante, conmovedor. Cuesta dar con los adjetivos apropiados para definir lo que se vivió ayer en el madrileño teatro Calderón (ahora conocido como teatro Haagen Dags). Mark Lanegan y Greg Dulli, o lo que es lo mismo, The Gutter Twins, ofrecieron un concierto acústico lleno de intensidad emocional, de esos que no se olvidan nunca.

Para los que no sepan de qué estamos hablando,un par de apuntes. Mark Lanegan es el ex vocalista de Screaming Trees, una banda de grunge formada en Seattle a mediados de los 80 con un buen puñado de discos memorables. Tras su separación, emprendió una impecable carrera en solitario que durante años ha compaginado con otros proyectos: colabora puntualmente con Queens of the Stone Age, en su día grabó un disco con Isobel Campbell (ex de Belle & Sebastian), y ha liderado otros deslumbrantes proyectos como Soulsavers. Vamos, que no para, el amigo.

Greg Dulli, por su parte, fue el líder de otra banda legendaria del rock alternativo americano, Afghan Whigs. En la actualidad compagina su carrera en solitario con un grupo, The Twilight Singers, en el que también colabora el propio Lanegan.

Acompañados únicamente por un guitarrista, Dave Rosser, con Dulli alternándose a la guitarra y el piano y un Lanegan -completamente inmóvil- haciéndose cargo exclusivamente de su profunda voz, los tres se valieron de sobra para transmitir el amplio abanico de sensaciones que destilan sus canciones. Desde las más oscuras e introspectivas, las de Lanegan, a las más pasionales de Dulli, llenas de luz y matices.

La combinación de las voces de ambos da un juego a especial a su propuesta. Por sí mismas, las cuerdas vocales de Lanegan son capaces de hacer temblar cada rincón de cualquier sala: abre la boca y te tiemblan las entrañas. Los pelos se te erizan y el alma se estremece. La voz de Dulli, mucho más aguda -y algo más limitada-, posee también un feeling único a la hora de dibujar melodías.

A lo largo de un concierto que se hizo corto entonaron algunos de los temas de su único disco hasta la fecha como The Gutter Twins, el sobrecogedor "Saturnalia", alternados con un puñado de canciones de Lanegan (las más celebradas), otras tantas de Dulli y alguna concesión al cancionero de The Twilight Singers, además de un par de versiones facturadas con elegancia: el clásico del country "Tenessee Waltz" y la archiconocida "Dreams", de los Everly Brothers, a la que aportaron su personal sello. Y todos a nuestras casas (o al bar más cercano) tan contentos.

El duelo acústico entre estos dos gigantes del rock americano volvió a poner de manifiesto que, cuando se tiene el talento, menos es más. Y si ese intenso minimialismo se puede disfrutar sentado cómodamente en la butaca de un teatro, mejor que mejor. Será que me estoy haciendo viejo...

2 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Salve de cañones. Con los años se ha visto quien era el más grande de la escena de Seattle.

Un fenómeno.


Saludos.

Evil Elvis dijo...

Totalmente de acuerdo Il Cavaliere, y ademas es el único que aguanta, salvo Pearl Jam!