martes, 6 de mayo de 2008

Nada Surf - Razzmatazz 2 (27/04/08)

Después de un mes de Abril cargado de conciertos, voy a ir colgando las criticas de ellos junto con algunos videos que he encontrado.
Y empiezo por el que me gusto más, NADA SURF. Simplemente geniales, tenia unas ganas enormes de verlos por primera vez y no me defraudaron. Ganan muchisimo en directo sus temas power pop y la gente los vive intensamente.


Este fue el setlist que tocaron en Barcelona (Sala Razzmatazz 2 - 27/04/08):

01. Concrete Bed
02. Hi-speed Soul
03. Happy kid
04. Whose Authority
05. What is your secret
06. Weightless
07. Killian´s Red
08. I like what you say
09. Inside of love
10. Fruit fly
11. 80 Windows
12. Stalemate
13. Ice on the wing
14. The fox
15. Do it again
16. Beatiful beat
17. See these bones
18. Blizzard of 77
19. Blonde on blonde
20. Popular
21. Always love
22. Blankest year

Aquí dejo dos críticas que he encontrado por la red:

Nada Surf han conseguido algo que muy pocas bandas logran, sin necesidad de innovar ni tener que “reinventarse” consiguen mantener un nivel altísimo en sus discos, que llegan con regularidad. “Lucky” es su último trabajo publicado este mismo año, le acompaña una gira de rigor que, como no, pasó por Barcelona.

La comparación de Nada Surf con The Posies es inevitable y no tanto por lo que puedan parecerse musicalmente si no más bien por lo similar de sus carreras. Ambos tienen una colección de discos de power pop muy regulares en los que apenas ninguna canción destaca sobre otra y que con cada escucha ganan enteros. También parece que a ninguno de los dos el negocio musical les ha hecho justicia, hay pocas bandas con el talento para componer canciones de la forma que Nada Surf o The Posies lo hacen. Aunque si que parece que Nada Surf reparte justicia, su último disco podía adquirirse por 4 euros. Han preferido esto a tener que pelearse con la distribución del mismo. Bien por ellos.
Y ambas tienen un directo sublime en el que además de ejecutar a la perfección el repertorio seleccionada para la noche, hacen protagonista al público del espectáculo.



Esos fueron más o menos los derroteros por los que fue el concierto en la Razzmatazz 2, en la que el ambiente estaba caldeado, había muchas ganas de verlos, de esas noches que se aplaude hasta al técnico de sonido cuando sale a probar los instrumentos.
Y cuando por fin aparecieron en escena comenzaron con “Concrete bed” (con guitarra eléctrica en vez de acústica, pierde algo del encanto de esta forma), “Hi speed soul” y “Happy kid”. Luego le tocó el turno a uno de los singles de “Lucky”, “Whose authority”. Todos sus temas ganan en fuerza y brío en directo, el sonido era bastante bueno, de no ser por unos incómodos acoples en el bajo de Dani.
Mathew se dirigía al público de vez en cuando en un más que decente español, en caso de duda tenía a Dani que también habló en varias ocasiones.
“What is your secret” precedió a “Weightless” y “Killian’s red”. Siguieron intercalando temas de “Lucky” como“I like what you say”, “Ice on the wing”, “The Fox” con temas más añejos, como “80 Windows”, “Fruit fly” (con intento de traducción simultánea por un chico invitado del público), “Stalemate” o “Do it again” (sobresaliente, de lo mejor).
Con “Beautiful beat” y “See these bones” (otro de los grandes momentos de la noche) llegaron al final de la primera parte del concierto.
En los bises todavía pudimos disfrutar 5 temas más. El repertorio fue más que generoso, 22 temas me pareció contar. Y los bises arrancaron con las dos de las canciones más sosegadas de “Let go”: “Blizzard of ‘77″ fue interpretada por Mathew sin más ayuda que la de Ira Elliot en los coros (y de todo el público), siguieron “Blonde on blonde”, otra de las destacadas de la noche, sublimo Mathew en esta.
Y para la traca final y terminar de desfogar al personal… “Popular” (siempre me ha parecido que es un “Creep” californiano), “Always love” y “Blankest year” con el “Fuck it!” gritado por un público absolutamente entregado. Casi dos horas de concierto que hubiese sido sublime de no haber sido por algún problemilla puntual de sonido.



Un breve saludo y sin más dilación, empezaron a tocar “Concrete Bed” de su anterior disco “The Weight is a gift” seguida de “Hi-speed Soul” y “Happy Kid”, ambas del albúm “Let go”, fue un principio lleno de fuerza, que caldeó el ambiente en la sala en cuestión de minutos. Tuvimos que esperar hasta el cuarto tema para escuchar, por fin, un tema de su nuevo trabajo, “Whose Authority”. Tocaron en total 6 temas de “Lucky”, intercalándolos con su repertorio habitual.
Matthew debió recibir unas clases de castellano para la ocasión, de la mano de Daniel Lorca, de origen madrileño, pues entre tema y tema hablaba con el público, y nos invitaba en todo momento a participar del espectáculo. Para el tema “Weightless” rogó que el público le acompañara haciendo coros, para “Inside of love” nos animó a seguirle con un paso de baile muy sencillo, incluso pidió voluntarios para cantar de segunda voz el tema “Fruit fly” y durante la ejecución de este tema, Ira utilizó unas baquetas provistas de leds en la punta, que cambiaban de color con los golpes.


Cuando sonaron los primeros acordes de “Stalemate” el público se volvió loco, todos sabíamos que harían su particular homenaje del “Love will tear us apart” de Joy Division, colándolo en medio de la canción, y así fue. Durante toda la noche, la banda derrochó simpatía y fuerza en el escenario, saltando de un lado para otro, posando para que la gente pudiera hacerles fotos y animando a que les siguiéramos cantando o con palmas.
A la hora de los bises, apostaron por clásicos como “Blizzard of 77” o “Popular”, canción con la que obtuvieron el reconocimiento mundial, hace ya más de 12 años
La complicidad con los presentes se hizo patente desde las más enérgicas “Hi-speed soul” o “Blankest year”, (en la que, de nuevo, pidieron la colaboración del público con los coros, alargando la canción una y otra vez), pasando por temas más profundos, como la esperada (por mí, siempre!) “Killian´s Red” y sorprendiéndonos al explicar el significado de la letra de “The Fox”, canción protesta contra el fascismo en EEUU.



Weightless

Inside of Love

Blonde on Blonde

1 comentario:

raskolnikoff dijo...

buena pinta tiene, vive Dios