martes, 10 de julio de 2007

Echobrain

Situemonos en el año 2000. Jason Newsted, bajista de Metallica, sale del grupo por discrepancias musicales con sus compañeros. Jason decide formar Echobrain.
Con esta banda, quien conozca los gustos musicales de Jason, puede pensar que su sonido sera metal. Sin embargo, no puedes estar más lejos de la realidad, porque lo que menos tiene Echobrain en este disco debut es metal.


"Echobrain" es un discazo en toda regla: melodías intimas, guitarras acústicas, ambientación orquestal, alguna que otra guitarra distorsionada, estructuras delirantes. Influencias, muchas, desde Beatles hasta Weezer o Pixies pasando por The Doors.

La banda esta formada por Dylan Donkin (voz y guitarra), Brian Sagrafena (bateria) y Jason Newsted (bajo).


Tracklist:

1. Colder World
2. The Feeling Is Over
3. Spoonfed
4. Adrift
5. Keep Me Alive
6. Ghosts
7. SuckerPunch
8. Highway 44
9. I Drank You
10 Cryin' Shame

Producido por: Brian Joseph & Echobrain
Lanzamiento: 2002

Descarga:
Echobrain


Tras la gira de presentación del álbum, Jason abandona el proyecto y solo ejerce de productor ejecutivo en el segundo y último disco de la banda, Glean (2004).


It's a Colder World!!! ¿Y a quién mejor para decírselo que a Jason Newsted? Salir trastabillado de una banda histórica como Metallica, con trifulca incluida, y adentrarse en un terreno tan alejado como el que muestra este disco bien podría acabar con el crédito de este maravilloso bajista o auparle en la cumbre de la genialidad musical. Y es que la propuesta de Echobrain, bien lejos se encuentra de los aires trash-metaleros de su antigua banda. ¿Pop? ¿Rock? ¿Blues?

Una inverosímil cantidad de influencias se arriman en esta placa, creando un cocktail explosivo, original, digno de un debut que te lleva mas allá de lo que algunas bandas de renombre son capaces de conseguir. Composiciones complejas, desvaríos mentales, guitarras acústicas hacen de la propuesta de Echobrain algo que no se puede dejar aparcado.

Temas como Colder World, Spoonfed, Keep me alive (sin estructura alguna, fascinante) o SuckerPunch bien podrían encuadrarse en un Pop-rock a medio camino entre los Pixies, Weezer, y el lado mas melódico de Kyuss (esos solos guitarreros llevan su nombre). De primeras el disco puede parecer extraño, pero poco a poco engancha, emociona, te hace disfrutar de una cantidad de arreglos orquestales abrumadores (el piano y el violín no tienen desperdicio). Y para terminar de explotar, una tintada de guitarras countrys recorren los temas mas ásperos, engrandeciendo la calidad de la composición.

Pero es en las canciones mas melódicas donde Echobrain encuentra el apogeo de su imaginación. Destilan tristeza, te inspiran alegría, cada instrumento encaja perfectamente en su sitio, nada sobra, el conjunto funciona como una máquina engrasada a propósito para el disfrute del oyente. Y si no, escuchen joyas como The Feeling is Over, Adrift o Highway 44.

Creo sinceramente que James Hetfield y Lars Ulrich deben estar tirándose de los pelos al escuchar este puñetazo sonoro, pues, viendo la calidad de los últimos discos de Metallica puede que fueran ellos los equivocados al dejar marchar al señor Newsted. Y este disco confirma la regla.Como nota curiosa tenemos una pieza oculta bastante cachonda donde el órgano recoge todo el protagonismo cursando una melodía blues-jazz que quita el hipo. ¡¡¡¡Un diez para Jason y sus nuevos muchachos!!!!

1 comentario:

El Zumba dijo...

excelentes bandas pasan por tus oidos.... segui posteando!!!!